3 de marzo de 2010

Manager Radiohead: análisis actualidad musical

A primeros de julio de 2009, el periódico británico Telegraph publicó que el manager the Radiohead, Brian Message, junto a Mama Group querían poner en marcha un sello discográfico, Polyphonic.

Muchos se acordarán que a finales de 2007 el grupo Radiohead, ofreció libremente en Internet su álbum In Rainbows pero con la peculiaridad que se podía adquirir pagando lo que cada uno considerase justo. A priori podría entenderse como una locura, y no fueron pocos los que pensaron esto hace 3 años, porque se supuso que lo normal sería que la gente lo descargara sin pagar nada.
En octubre de 2008 se hicieron público los datos oficiales de aquella “osadía”, ya que antes de esa fecha fueron muchos los números que se barajaron para demostrar o desmentir el éxito comercial de In Rainbows. Todo ello se puede resumir según Musically.com así:

  • Después de que estuviera disponible libremente, el álbum estuvo durante 3 meses como número 1 en UK y EEUU.
  • Primer álbum de Radiohead en iTunes, álbum número 1 de ventas en EEUU, 30.000 unidades en la primera semana.
  • Hasta la fecha se han vendido 1.75 millones de Cds  y todavía está en los top 200 de UK y EEUU.
  • Vendieron 100k sets especiales a través de W.A.S.T.E.
  • Cerca de 17 millones de reproducciones en last.fm
  • 1.2 millones de fans han visto su gira.

Ahora que ya he hecho un poco de historia, ya nos podemos hacer una idea de quién es Brian Message, os dejo con una interesante entrevista de Mirentxu Mariño (20minutos.es bajo licencia Creative Commons BY-SA) donde el manager de Radiohead realiza una transparente lectura de la situación actual del sector discográfico:

BIO. Socio desde 1995 en Courtyard Management, compañía que representa a bandas como Radiohead y Supergrass. También es accionista de ATC, que tiene en su catálogo a otros como Faithless o Kate Nash. Ahora ha creado su propio sello, Polyphonic, que pretende ayudar a los músicos a ser dueños de sus carreras. Forma parte de la Dirección del Comité de FAC, Coalición de Artistas Representados en el Reino Unido.

Brian Message tuvo mucho que ver en que Radiohead pidiera la voluntad en Internet por su último disco, In Rainbows. Este manager de músicos lucha ahora porque sus representados y, sobre todo, los grupos emergentes, tengan más voz dentro de una industria cambiante. Para ello acaba de fundar un sello muy particular Polyphonic.

¿Cuál es el problema de la industria musical?
La industria musical ha tenido durante muchos años un modelo de negocio atractivo y rentable, pero Internet lo ha revolucionado. El mayor desafío que tiene ahora mismo es lidiar con esa carga pesada que supone tener que cambiar su modo de funcionar.

Va muy por detrás de los músicos, los internautas, de la gente en general…
Internet ha supuesto una gran oportunidad para lograr que mucha gente entre en la música con muchas ideas, sobre todo de marketing. Sin no cambias y no te implicas, te quedas atrás. Pasa lo mismo con la tecnología y con otras industrias. Como pasó con la ferroviaria en el siglo XIX, que estaba en el negocio del transporte de personas y cuando llegó el avión tuvieron que defenderse y adaptarse.

¿Qué hay de los gobiernos?
Están obligados a proteger a los artistas, la labor creativa. Con Internet como medio de difusión cualquiera puede ser un artista; otra cosa es tener éxito. El problema es que no invierten en los artistas emergentes. No sé cómo funcionará en España, pero yo admiro lo que hace, por ejemplo, el gobierno canadiense. Desde hace quince años ayuda a la industria musical incipiente. El grupo Metric ha empezado a tener éxito con su cuarto disco después de que invirtieran en ellos unos 450.000 dólares. No hubieran podido hacerlo de otra manera. Iniciativas así son fundamentales.

¿Qué le llevó a crear Polyphonic? ¿Cuándo y cómo empezará a funcionar?
Yo soy el primer sorprendido de haberme metido en algo así. No hacemos ni marketing, ni distribución ni funcionamos como una discográfica, se trata de invertir, de financiar y buscar financiación para artistas y sus managers. Estamos en negociaciones con algunos ahora mismo y sopesando su gestión a nivel mundial. Se trata de introducirlos en el negocio. Pregúntame dentro de once meses y te diré como nos va…

¿Gozan los músicos de suficiente libertad?
En Reino Unido tenemos la Featured Artists Coalition (FAC), de la que forman parte tanto artistas consolidados como emergentes, y muchos de ellos ya consideran la posibilidad de ser sus propios jefes, de llevar sus carreras. Y eso es fantástico. Conozco a muchos que han rechazado renovar sus contratos con las discográficas, y es genial que hoy exista esa posibilidad de elegir, que tengan la opción.

¿Cuánto de marketing tuvo distribuir gratis el disco In Rainbows de Radiohead?
El álbum nació tras un doloroso proceso que culminó tres años después de que la banda hubiera roto con su anterior sello. Como consecuencia de esa sensación de alivio, de libertad, de volver a tener confianza en sí mismos, surgió lo de colgarlo gratis. Eso es lo que había detrás, hacer algo diferente y excitante;  aunque es verdad que después resultó ser una magnífica acción de marketing.

¿Ha vivido alguna situación complicada durante su carrera?
¡Demasiadas! Este es un negocio muy duro. Cuando eres manager, además, no tienes nada asegurado, te llevas sólo el 20 por ciento de lo que ganan tus artistas y por eso es muy complicado apostar por gente nueva. Pero esto ha cambiado mucho; por ejemplo, en Kate Nash invertimos desde el principio unas 85.000 libras, y sin ese dinero o sin un MySpace ella nunca habría podido desarrollar una carrera. Todos los días surgen nuevos retos. En 2010 vamos a lanzar el primer álbum de Eliza Doolittle, con la que llevamos trabajando siete años, desde que tenía 15, y en la que hemos gastado mucho dinero. Pero creemos que va a funcionar. El riesgo es grande, pero solemos aprender de nuestros errores, y ahora más que nunca, porque es un momento difícil.

Con tanto trabajo, ¿le da tiempo realmente a escuchar mucha?
No (risas)… en mi tiempo libre suelo estar con mi mujer y mis hijos.


Fuente imagen:  Krudo, bajo una licencia Creative Commons 2.0 BY-NC-SA